MENÚ

Contacta con nosotros

Ventilación

Ventilación con recuperación de calor

Está demostrado que la calidad del aire que respiramos incide de manera significativa en nuestra salud. En condiciones normales el aire interior de nuestros hogares, lugares de trabajo, estudio o de ocio es de peor calidad que el aire exterior a causa de las pinturas, productos de limpieza, la humedad de los electrodomésticos, baños y nuestra propia exhalación de CO2.

Los principales contaminantes que se encuentran en el aire interior de viviendas, oficinas,

locales de ocio, etc. son:

• Monóxido de carbono, CO

• Compuestos orgánicos volátiles, COV

• Dióxido de azufre, S02

• Partículas

• Asbestos

• Formaldehídos

• Contaminantes biológicos

• Productos de uso doméstico

• Óxidos de nitrógeno, NOx

• Radón

La mejor ventilación es mediante corriente cruzada de aire a través de ventanas en paredes opuestas, pero no siempre es viable mantenerlas abiertas; ruido, polvo, polen, calor, frío, o lluvia son factores que nos obligan cerrar ventanas y a NO ventilar .

Hay que ventilar cuando estás ocupando un espacio en el interior, que es cuando necesitas respirar el aire nuevo y de calidad, no lo olvides!

Existes sistemas de ventilación centralizados o autónomos capaces de renovar el aire sin necesidad de abrir las ventanas, filtrándolo, recuperando la energía y no desperdiciándola,.

No dejes escapar el dinero por las ventanas.